p
💬
¿Necesitás ayuda?

Blog Afluenta

Tendencias y consejos del mundo Fintech que revolucionan tus finanzas personales.

¿Existe el crédito ideal?

/ Por Alejandro Cosentino

El título no es un postulado comercial para atraer la atención. En el proceso de crear Afluenta nos hemos formulado muchas preguntas para crear una experiencia única que pueda verdaderamente ayudar a la gente.

Como la mayoría, nos hemos enfrentado a la necesidad de solicitar un crédito. También como a muchos se nos presenta la alternativa de hacer trabajar nuestro dinero. En ambos casos no es una opción ir a una cueva. No sólo no es seguro sino que es ilegal. Pedir a familiares y amigos a veces funciona y a veces no es recomendable. Todos los caminos conducen a los bancos. Hasta ahora.

Afluenta busca brindarte una alternativa de valor, herramientas útiles para todos con costos accesibles, fácil de entender y simple de usar. Sabemos que el cliente promedio no es experto en tecnología ni tampoco graduado en matemática financiera. Solo evalúan aspectos básicos para invertir o tomar prestado dentro de los cuales se destacan la seguridad y la rentabilidad.

Es por eso que en Afluenta nos propusimos desarrollar el crédito ideal que se corresponda con la inversión de los oferentes de créditos adecuada para fondear ese objetivo.

El crédito ideal ha sido la “musa” publicitaria de la industria bancaria durante décadas porque sencillamente es lo que los clientes siempre hemos buscado. Desafortunadamente sólo se han desarrollado anuncios y no productos reales que satisfagan esas necesidades. En Afluenta, el crédito ideal, significa que:

• Puedas elegir el monto que necesitás según tus necesidades.
• Puedas elegir la tasa que estás dispuesto a pagar.
• Puedas elegir el plazo más conveniente para vos.

Que “Puedas” significa “Poder y también Responsabilidad”. En Afluenta le pedimos a los solicitantes ser financieramente responsables y verificar que la cuota del crédito no supere el 25% de sus ingresos. De esa manera se evita así sobre exigir sus finanzas, eventualmente perjudicar su perfil crediticio como así también a los miembros de la comunidad que confiaron en él y le prestaron parte de su dinero.

Afluenta busca educar y promover la educación financiera para que el proceso se haga de forma responsable, humana y solidaria con el resto de la comunidad. De esta forma logramos que el sistema funcione de forma sana y sobre todo, se realimente para que todos puedan prestar y pedir prestado.

Palabras clave: Crédito  Prestar  Invertir  

La mesa circular

/ Por Alejandro Cosentino

En el proceso de creación de Afluenta los clientes nos dejaron, entre otras cosas, una enseñanza. La relación de las personas con el dinero. La podríamos describir como una mesa circular, donde no existen los lados.

Por qué decimos ésto? Los roles se alternan: a veces tenemos dinero para invertir, otras necesitamos un préstamo y viceversa, razón por lo cual nunca estamos definitivamente de un lado o del otro de la mesa.

Junto con los sueños comenzamos a pensar cómo poder cumplirlos. Si tenemos la capacidad de ahorrar, debemos ocuparnos de ese dinero. Debemos hacer que trabaje y que nos de un buen rendimiento. Buscamos la mejor opción y más rentable. Si nos falta algo de dinero para lograrlo, debemos optar por pedirlo prestado, buscando en este caso los menores costos.

Dependiendo de la etapa de la vida en la que se encuentren, la mayoría de las personas han estado, están o estarán alternativamente en una u otra situación. Y dependiendo de qué lugar ocupen en cada una, las necesidades son diferentes. De ahí el concepto de la mesa circular. Nunca terminamos de estar de un lado porque, en definitiva, no hay lados.

En Afluenta buscamos cubrir las necesidades de manera beneficiosa en ambos momentos y por eso creamos una nueva alternativa, sin intermediarios, que nos permita acceder a nuestras necesidades en el momento adecuado: prestando para hacer crecer nuestros ahorros y solicitando que nos otorguen un crédito.

Así funciona Afluenta. Simple, circular, como el fluir de la vida.

Palabras clave: Dinero  Prestar  Ahorrar