p
💬
¿Necesitás ayuda?

Blog Afluenta

Tendencias y consejos del mundo Fintech que revolucionan tus finanzas personales.

¿Cómo usar tu aguinaldo de manera estratégica?

/ Por Afluenta

smart;invertir-aguinaldoEl aguinaldo es un ingreso muy esperado por todos y que puede ser muy útil si se emplea de manera estratégica. Si bien es tentador utilizarlo para compras o en un viaje, hay formas de aprovecharlo para mejorar tus finanzas personales y lograr tus objetivos a largo plazo. A continuación, te dejamos algunos tips sobre cómo aprovechar tu aguinaldo de manera eficiente:

- Saldá las deudas contraídas: reducir tus deudas o, mejor aún cancelarlas, te permitirá comenzar la segunda mitad del año con mayor estabilidad económica y un historial crediticio limpio. Es aconsejable destinar el aguinaldo o gran parte de él, a liquidar deudas pasadas.

- No dispongas del dinero que aún no has recibido: es muy común pensar en nuevos destinos para nuestro dinero, aún antes de percibir el aguinaldo, pero es importante planear los consumos del mes con los recursos con los que actualmente contás, de manera tal que cuando llegue ese plus en tu presupuesto, puedas tomar mejores decisiones.

- Evitá gastos innecesarios: no comprometas tus ahorros con productos que estén relacionados con un antojo o deseo, más que con una necesidad. Pensá en frío y analizá si realmente debés realizar el gasto.

- Considerá gastos inesperados en tu radar: es un buen momento para chequear el estado de tu fondo de emergencia y ver si es necesario hacer un ajuste para mantenerlo actualizado.

- Proyectá metas financieras: si elaborás un plan anual con metas a futuro podrás tener una idea más completa de cuánto podés destinar al consumo y cuánto al ahorro.

El aguinaldo puede ser una oportunidad para mejorar tus finanzas personales y lograr tus objetivos a largo plazo. Seguí estos consejos para optimizarlo al 100%.

Palabras clave: Finanzas  Educación Financiera  Tips Afluenta  Aguinaldo  

Pagar el “mínimo” de la tarjeta, ¿es una buena estrategia?

/ Por Afluenta

smart;financiamiento-tarjetaLa opción de abonar el mínimo de las tarjetas de crédito puede convertirse en una respuesta válida cuando surgen gastos inesperados, pero si su uso se transforma en una práctica habitual puede generar una alta dependencia financiera con las entidades bancarias.
Esta práctica puede afectar negativamente tu puntaje crediticio. Las entidades financieras ven a las personas que abonan solo el mínimo como individuos de alto riesgo, lo que puede hacer que sea más difícil obtener préstamos y otros servicios financieros en el futuro.

En qué consiste el pago mínimo
Es la oportunidad que brinda la entidad financiera de realizar un pago parcial ante la imposibilidad de abonar la deuda en su totalidad.
El monto mínimo, que en general representa entre el 10% y el 30% de la deuda total se compone de intereses, comisiones e impuestos; y no por pagos que reducen el capital inicial que se está financiando.
Es por eso que, abonando el pago mínimo cada 30 días, el monto de la deuda original nunca se reducirá.
Cómo salir de la espiral de la deuda
El préstamo personal es una opción más conveniente para poder saldar las deudas y evitar recurrir al pago mínimo de la tarjeta, ya que se trata de un monto fijo a abonar mes a mes en lugar de un saldo variable que no reduce la deuda original.
Es por eso que la opción de saldar el total de la deuda en un sólo pago con préstamos que ofrezcan una tasa más conveniente, con cuotas fijas y con la posibilidad de contar con plazos extendidos para poder solventarlo es una alternativa que los usuarios eligen cada vez más.

En Afluenta podés solicitar un préstamo personal de hasta $2.000.000 en hasta 48 cuotas fijas mensuales acorde a tu perfil crediticio y capacidad de pago. Podés enviar tu solicitud en cualquier momento, las 24 horas de los 7 días de la semana. El proceso es muy simple y 100% online.

La opción más conveniente para estar al día con tus pagos y no generar deudas e intereses es un crédito personal. Si querés saber más, podés ingresar a este link,

Afluenta promueve la inversión entre personas en Latinoamérica sin bancos, con la posibilidad de solicitar créditos con una tasa que se ajusta al comportamiento crediticio de cada persona.

Palabras clave: Finanzas  Educación financiera  Tips Finanzas  Tips Afluenta  

Tips para invertir en Afluenta

/ Por Afluenta

tips-para-invertir-en-afluenta.png
Las inversiones parecen ser algo destinado a grandes capitales o de una complejidad grande, pero la realidad es que entrar en este mundo es más sencillo de lo que parece y tiene múltiples beneficios:

• Potenciar tus ganancias a largo plazo.
• Protección contra la inflación.
• Planificación a futuro.

En Afluenta podés invertir en personas y ayudarlas a que cumplan sus proyectos. Te compartimos algunos tips para que puedas optimizar al 100% tu inversión.

1) Elegir un rango amplio de perfiles y plazos
Asegurate de invertir en todos los plazos y perfiles, diversificando tu inversión obtendrías un retorno más atractivo.
Los plazos de créditos pueden ser de 6 a 48 meses de acuerdo a la necesidad del solicitante y su perfil crediticio.

2) Usá Afluenta Planifico
Es el sistema de inversión automático de Afluenta.
Bajo esta modalidad el inversor configura en quién desea invertir, a qué tasa, plazo y monto. Una vez configurado los parámetros el sistema, de forma automática, buscará los mejores resultados en función del apetito de riesgo del inversor y perfiles crediticios disponibles.
De este modo diversificarás tu inversión entre todas las solicitudes posibles, combinando entre diferentes perfiles y plazos. Esto podría hacer a tu cartera más rentable en términos de retorno.

3) Activá la reinversión automática
Te recomendamos poner a trabajar tus retornos reinvirtiéndolos al 100%, ya que así obtendrías una cartera más rentable.

Invertir es algo que puede hacer cualquier persona, no importa el monto ni el formato. Es una forma de proteger tu dinero o de ponerlo a trabajar para que los retornos te permitan lograr el objetivo que te hayas planteado.

Palabras clave: Finanzas  Educación financiera  Tips Afluenta  Tips Financieros  Tips Inversores  

Phishing, la nueva forma de estafa informática

/ Por Afluenta

phishing.png
En un mundo en el que cada vez hay más procesos que se realizan de forma digital, los fraudes también se adaptan a esta nueva era. Es por eso que debemos estar atentos a estas nuevas tendencias y ser precavidos con la información que suministramos.

Hoy en nuestra sección “Glosario Afluenta” vamos a dedicarnos a un término que se está escuchando mucho últimamente: phishing.

El phishing es un tipo de fraude en línea en el que un estafador intenta engañar a una persona para que revele información personal, como contraseñas, números de tarjeta de crédito, información de cuentas bancarias o información de identificación personal.

Los estafadores normalmente envían correos electrónicos o mensajes de texto que parecen legítimos, pero en realidad son falsos, para que la persona haga click en un enlace o descargue un archivo.

Una vez que la persona ha sido engañada para proporcionar información personal, el estafador puede utilizarla para realizar transacciones no autorizadas o cometer otros delitos.

Para protegerse contra el phishing, es importante ser cauteloso al clickear en enlaces o descargar archivos de fuentes desconocidas, y siempre verificar la legitimidad de cualquier solicitud de información personal antes de proporcionarla.

Algunas acciones que te recomendamos:
• Revisar la dirección de mail del remitente que nos pide información para verificar que sea efectivamente quien dice ser.
• Validar los datos de la empresa que intenta obtener la información.
• No ingresar en hipervínculos dudosos o donde debas ingresar claves personales.
• Ante la mínima duda, ser prudente y eliminar el correo o mensaje.

Medios de propagación:
• Correo electrónico
• Redes sociales
• Mensajes de texto
• Llamadas telefónicas

¿Qué tipo de información roban?
• Datos personales (Datos de contacto)
• Información financiera (Claves bancarias, números de tarjetas)
• Credenciales de acceso (Claves a redes sociales o cuentas de correo)

Es importante mantenernos actualizados sobre las nuevas tendencias de fraude digital para estar atentos y proteger nuestros datos.

Palabras clave: Finanzas  Educación financiera  Glosario Afluenta  Phishing  

Crowdfunding y Crowdlending, ¿son lo mismo?

/ Por Afluenta

crowdfunding.png
En los últimos años, el crowdfunding y el crowdlending se han convertido en dos alternativas populares para obtener financiamiento. Ambos modelos se basan en la colaboración de un gran número de personas para financiar un proyecto o una empresa, pero existen algunas diferencias importantes entre ellos.
Hoy en nuestra sección “Glosario Afluenta” vamos a poner luz sobre estos dos términos mostrando similitudes y diferencias.

¿QUÉ ES?
El crowdfunding es un modelo de financiamiento colectivo en el que un gran número de personas contribuyen con pequeñas cantidades de dinero para financiar un proyecto o una empresa. En general, las personas que participan en el crowdfunding no esperan obtener beneficios financieros a cambio de su contribución, sino que lo hacen porque creen en la idea del proyecto y quieren apoyarlo. A cambio de su contribución, pueden recibir recompensas no financieras, como productos o servicios del proyecto.

Por otro lado, el crowdlending es un modelo de préstamo colectivo en el que un gran número de personas prestan dinero a una empresa o individuo a cambio de un interés. En este caso, los inversores esperan obtener beneficios financieros a través de los intereses generados por el préstamo. El solicitante, por su parte, se compromete a abonar el capital solicitado junto con los intereses en un plazo determinado.

PRINCIPALES DIFERENCIAS
Una de las principales diferencias es la naturaleza del financiamiento. En el crowdfunding, los aportantes no esperan obtener un retorno financiero, mientras que en el crowdlending los inversores esperan obtener intereses a cambio de su inversión.
Otra diferencia importante es el nivel de riesgo involucrado en cada modelo. En el crowdfunding, el proyecto o la empresa no tienen la obligación de devolver la inversión realizada por los aportantes, lo que significa que existe un mayor riesgo de pérdida para los aportantes. En el crowdlending, el solicitante se compromete a devolver el capital del préstamo más los intereses en un plazo determinado, lo que reduce el riesgo para los inversores.

EN RESUMEN
En conclusión, mientras que el crowdfunding es un modelo de financiamiento colectivo en el que los aportantes no esperan obtener un retorno financiero, el crowdlending es un modelo de préstamo colectivo en el que los inversores esperan obtener intereses a cambio de su inversión.
Ambos modelos tienen diferentes niveles de riesgo y son adecuados para diferentes tipos de proyectos y empresas.

Palabras clave: Finanzas  Educación financiera  Glosario Afluenta  Crowdfunding  Crowdlending